martes, 1 de noviembre de 2016

SAMAÍN.

Llegado el deseado día nos dió tiempo a todo. A enseñar nuestros disfraces, a hacer un taller de cocina con mandarinas que resultaron ser calabazas, a comerlo todo y por supuesto, a cantar y bailar.

2 comentarios:

Patricia Campos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia Campos dijo...

Están terroríficamente guapos!!